Catedral de Agios Minas (῾Ιερός Μητροπολιτικός Ναός ῾Αγίου Μηνᾶ)

La Catedral de Agios Minas (῾Ιερός Μητροπολιτικις Ναός ῾Αγίου Μηνᾶ) es una catedral griega ortodoxa en Heraklion, que sirve como sede del Arzobispo de Creta. Está dedicado a Santa Menas, la mártir y trabajadora de las maravillas (285-309 dC), que es la patrona de Heraklion. Fue construido en el período de 1862-1895. La construcción se interrumpió durante la Revolución de Creta de 1866-1869. La iglesia tiene una arquitectura cruciforme con una cúpula central. El plano de planta de la iglesia tiene unas dimensiones máximas externas de 43,20 m de longitud y 29,50 de ancho. Una pequeña y antigua iglesia de Agios Minas se encuentra cerca de la catedral y tiene una superficie de 1.350 m2 y es la catedral más grande de Creta y una de las más grandes de Grecia. Una antigua y pequeña iglesia dedicada a Agios Minas se encuentra cerca de la catedral.

Agios Nicolaos (Aγιος Νικόλαος)

 Agios Nikolaos (en griego Άγιος Νικόλαος, Ágios Nikólaos, «San Nicolás») es una pequeña ciudad y un municipio de la isla de Creta en Grecia. Es la capital de la unidad periférica de Lasithi.

Está situado junto al mar, en la zona nororiental de Creta. En el año 2011 el municipio contaba con una población de 27 074 habitantes y la ciudad tenía 11 421.1​

Es una ciudad turística, siendo su principal característica que tiene un lago de agua salada en pleno centro de la ciudad.

La ciudad de Agios Nikolaos (San Nicolás) se alza en el punto más al norte de la Bahía Mirabello. Se trata de la capital de la prefectura de Lasithi, en la zona este de la isla de Creta, una región que goza de pintorescos pueblos de montaña, modernos resorts vacacionales , y una extensa meseta, la Meseta de Lasithi, repleta de antiguos molinos de viento y estupendas playas.

Agios Nikolaos es una ciudad muy popular debido a su preciado puerto, con los típicos barcos pesqueros, y además ofrece una atmósfera cosmopolita, preciosas playas y está muy preparada para el turismo. Los habitantes de Agios Nikolaos son cercanos y hospitalarios, y podemos disfrutar del ambiente animado del centro y de la tranquilidad de sus playas.

Para llegar a Agios Nikolaos, podemos hacerlo desde Heraklion, a tan sólo a 65 km que, tal y como podemos ver en la sección de la capital cretense, dispone de vuelos regulares al aeropuerto Nikos Kazantzakis, y además durante el verano tiene un servicio de ferry que une el puerto de El Pireo, en el continente, con Heraklion.

Un poco de historia

Agios Nikolaos fue construida sobre la antigua villa de Lato. Esta ciudad nació en el siglo 3 a.C, y era totalmente autónoma, ya que tenía su propia moneda, y continuó creciendo durante el periodo romano y bizantino. Durante el mandato veneciano se construyó la Fortaleza Mirabello sobre una colina, con el objetivo de proteger su pequeño puerto. Desafortunadamente, no se conserva ningún resto de esta fortaleza, pero le dió nombre a esta bahía.

Durante la dominación turca la ciudad no estuvo habitada, pero su puerto se continuó usando. Al final de este periodo nació un pequeño asentamiento alrededor del puerto, que fue llamado Agios Nikolaos, en honor a la pequeña y encantadora iglesia que se encontraba en la península del puerto.

Qué ver en Agios Nikolaos

Agios Nikolaos es una ciudad hermosa, donde los edificios tradicionales se funden elegantemente con las construcciones modernas y nos ofrece una atmósfera única. El puerto es perfecto para paseos relajantes y románticos, y el paseo marítimo está repleto de agradables cafés y restaurantes.

La ciudad dispone de todo tipo de servicios para los turistas, así como alojamiento y hoteles de todo tipo. La vida nocturna de Agios Nikolaos es muy intensa, por lo que no nos costará encontrar restaurantes, bares y clubs donde pasar una divertida noche.

Uno de los mejores lugares de la ciudad es el Lago Voulismeni que está enlazado al mar por un canal. En su perímetro encontramos también cafés y restaurantes que nos permiten disfrutar de la maravillosa y pintoresca vista.

Agios Nikolaos en la actualidad

Agios Nikolaos es probablemente mejor conocido como una ciudad turística que sirve como un centro para los veinte y tantos pueblos pequeños y granjas que conforman esa parte de Lassithi. Las atracciones turísticas incluyen la pequeña laguna del lago Voulismeni, las pequeñas playas de la ciudad, la pequeña isla Agioi Pantes, el museo arqueológico, la exposición de flora local «Iris» y numerosas ferias.

A un corto trayecto en ferry de Agios Nikolaos se encuentra la isla de Spinalonga, una antigua fortaleza veneciana convertida en colonia de leprosos a principios del siglo 20. [cita requerida]

El turismo es principalmente europeo occidental con el turismo griego concentrado a mediados de agosto, aunque hay una cantidad considerable de turistas rusos en el este de Creta. La laguna cuenta con un pequeño parque con un sendero, barcos de pesca tradicionales, patos, palomas, un anfiteatro y muchos cafés. La moderna ciudad de Agios Nikolaos se hizo internacionalmente conocida en los años 60, cuando fue «descubierta» por famosos directores de cine (Jules Dassin, Walt Disney, etc.), productores de la BBC y muchos otros. Fue entonces cuando comenzó el rápido desarrollo turístico de la zona. Entre las diversas producciones filmadas estuvieron El que debe morir, The Moon-Spinners, y la serie de televisión The Lotus Eaters.La historia corta de Daphne du Maurier, Not After Midnight, fue ambientada en y alrededor del pueblo.

Agios Nikolaos es un lugar muy concurrido y animado durante todo el año. En verano, son sobre todo los turistas los que deambulan por las calles comerciales y navegan por las numerosas tiendas de recuerdos y boutiques. Pero también en invierno una gran parte de las tiendas está abierta y ahora atrae principalmente a los lugareños. Tres calles comerciales discurren paralelas entre sí a través del centro de la ciudad – Odos 28is Oktovriou es incluso una zona peatonal. Aquí encontrará no sólo las clásicas tiendas de recuerdos, sino también buenos talleres de cerámica y artículos de madera de olivo, boutiques y, por supuesto, también cafés y buenas panaderías. Algunos incluso tienen una gran vista del lago Voulismeni. Siguiendo las calles al suroeste, se llega a la plaza de Venizelou y a la iglesia de Agia Triada dedicada a la Santísima Trinidad.

Museo arqueológico de Agios Nikolaos

El Museo Arqueológico de Agios Nikolaos fue creado en 1970 para albergar los numerosos restos encontrados en las excavaciones en la prefectura de Lasithi, que hasta entonces se encontraban en el museo de Heraklion. El museo está situado en el centro de Agios Nikolaos, cerca del puerto y del lago, y su exposición alberga tesoros de los 3.000 años de la civilización cretense: herramientas y cuchillos del cementerio minoico con 300 tumbas en Agia Fotia; La obra más prestigiosa es la “diosa de Mirtos” una vasija en forma de mujer del asentamiento de Myrtos; una diadema del periodo minoico con relieves representando 3 cabras, y un largo etcétera.

Museo del folclore de Agios Nikolaos

Fue fundado en 1978 con la colaboración de la Sociedad Cultural del Este de Creta y está situado en el edificio de Autoridad Portuaria. El museo es pequeño pero contiene artículos interesantes que dibujan la vida de Creta en su historia más reciente. Hay distintos utensilios y muebles que datan del la primera mitad del siglo XX, así como vestidos tradicionales y maderas talladas. Además, podemos ver algunos iconos que nos muestran el sentimiento religioso de los habitantes de Creta, varios antiguos manuscritos y libros únicos.

En el museo también tenemos la oportunidad de ver un dormitorio típico cretense, totalmente equipado y decorado. El museo alberga dos colecciones privadas: del General Ioannis Alexakis y otra donada por Chrysoula Xanthoudides-Koundourou.

El Puerto 

Es uno de los sitios más concurridos de la ciudad, gracias también a la presencia de muchas tabernas y cafeterías. El puerto deportivo es un punto de encuentro para muchos amigos de la vela y visitantes interesados. Incluso sin un barco en el puerto se puede caminar por el puerto deportivo y soñar con aventuras en la distancia.

Barcos y barcos transmiten una sensación de aventura y libertad, especialmente los grandes cruceros a vela. En el puerto deportivo de Agios Nikolaos es todo lo que puede moverse en el agua. Desde pequeños barcos de pesca hasta grandes yates de vela y barcos de motor caros. Algunos de los propietarios incluso viven enteramente en su barco, siempre listos para embarcarse en su próxima aventura. Aquí en el puerto deportivo también se encuentra el club náutico local y con un poco de suerte puedes convertirte en espectador en una de las muchas regatas con pequeños Optis y láseres. La zona principal del puerto deportivo es gratuita para todos. Los fines de semana, las tarifas de estacionamiento en el estacionamiento frente a la marina por lo general no se cobran. Especialmente en otoño, cuando muchos yates regresan de los cruceros de verano, los embarcaderos están completamente ocupados y a menudo hay conversaciones interesantes con los propietarios, sobre cruceros experimentados y mucho hilo de marinero.

El lago Voulismeni

Rodeado de árboles y rocas rojas que contrastan con el paisaje, tenemos el lago Voulismeni en el centro de Agios Nikolaos, conectado al mar mediante un canal. El lago tiene 137 metros de diámetro y numerosas embarcaciones surcan sus aguas diariamente.

El lago de Agios Nikolaos es conocido también por el nombre de Vromolimni, un nombre despectivo que adquirió a raíz de los malos olores de su agua estancada, hasta que en 1867 se abrió el canal hasta el mar. El lago tiene unas paredes rojas, restos de un crater volcánico. Otros dicen que su nombre proviene de Voulismeni (alemán: bodenlos, sin fondo) muestra que durante mucho tiempo, hasta el siglo XIX, los locales creían que el lago no tenía fondo y que estaba conectado con espíritus malignos, dando pie a numerosas leyendas y supersticiones. Este mito del lago sin fondo fue desmontado en 1853, cuando el Almirante británico Spratt descubrió que tenia 64 metros de profundidad. Sin embargo se dice que cuando la armada alemana abandonó Creta al finalizar la Segunda Guerra Mundial, se hundieron vehículos militares en el lago, que nunca fueron encontrados. Posteriormente el especialista submarino Jaques Cousteau comprobó que la profundidad de aproximadamente 64 m en 1976. 

Cada año durante la semana santa Ortodoxa, los habitantes de Agios Nikolaos se reúnen alrededor del lago para disfrutar de los fuegos artificiales y la fiesta.

Está enmarcado por altas rocas, así como muchas tabernas y bares, desde donde se tiene una vista impresionante. Según la mitología, la diosa Atenea se bañó en el lago para preservar su belleza. 

Otro extraño evento tuvo lugar en 1956, cuando un pez muerto apareció flotando en el lago tras la erupción del volcán de Santorini. Este hecho dio paso a teorías sobre su conexión con Santorini.